Parlamentarios y ciudadanos andinos nos recomiendan restaurantes, ciudades, libros, música y otras variedades.